Con el dron acuático Aquarobotman podrás capturar momentos hasta 100 metros por debajo del agua

Nemo Underwater Drone es el nuevo dron acuático capaz de captar imágenes con calidad ultra HD 4K.

Los drones están suponiendo una revolución tanto en los nuevos modelos de mensajería y transporte como el reciclaje o la peritación de siniestros. Sin embargo, su core sigue siendo mejorar las posibilidades de foto y vídeo.  La última novedad viene de la mano de la empresa Aquarobotman que ha conseguido desarrollar un dron acuático capaz de llegar hasta a 100 metros de profundidad.

Aquarobotman es una empresa de alta tecnología que es líder en la utilización de ROV. Cuenta con un equipo talentoso con dedicación y creatividad para brindar a los consumidores la increíble experiencia submarina.

El equipo tiene años de experiencia en investigación y diseño de robots. Durante los últimos 3 años, Aquarobotman se ha centrado en la tecnología del sistema de 4 propulsores.

Nemo es el primer ROV personal que aplica esta tecnología innovadora. Este diseño permite a Nemo mantener una perfecta estabilidad bajo el agua.

Nemo Underwater Drone es el nombre con el que se ha denominado a este dron capaz no solo de llegar a profundidades más propias de un submarino, sino también de ofrecer una calidad de imagen jamás vista.

La cámara con la que cuenta Nemo es capaz de capturar imágenes con calidad Ultra HD 4K permitiendo hacer tanto foto como vídeo con todos los detalles posibles. Gracias a ello, cualquier usuario puede llegar a conocer y ver lo que se esconde en las profundidades marinas sin necesidad de realizar submarinismo.

Habitualmente los drones disponen de tres hélices en los laterales que permiten al dron volar y alcanzar alturas espectaculares. Sin embargo, la lateralidad, muchas veces dificulta la gestión y estabilidad del aparato y, por tanto, de la imagen.

Uno de los secretos de la calidad de la imagen, además de la propia cámara, es la estabilidad que proporciona el dron. Gracias a su diseño basado en un completo sistema de cuatro hélices, permite poder grabar imágenes o verlas en tiempo real, sin necesidad de tener un control profesional.

Además de sus hélices, Nemo Underwater cuenta con una batería modular que le permite una recarga sencilla a la vez que facilita su autonomía lo que optimiza su rendimiento. El dron puede estar hasta tres horas seguidas grabando y explorando, y su recarga se realiza en apenas una hora y media.

Su uso es muy sencillo, ya que simplemente es necesario instalar una app con la que se podrá controlar la grabación a través de la pantalla táctil del dispositivo, e incluso a través de un mando para los más profesionales. Además, mientras se realiza la grabación o se retransmite en directo, la propia app ofrece la posibilidad de compartir el contenido en redes sociales.

Por último, para favorecer la experiencia de usuario, Nemo también da la posibilidad de acceder a la retransmisión a través de unas gafas de realidad virtual, lo cual permite poder vivir la experiencia casi como estando bajo el agua.

Comparte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *