Atrapan por accidente a un gran tiburón peregrino en aguas gallegas

Los pescadores gallegos viven días atípicos desde el estallido de la crisis sanitaria, pero no tan raros como el vivido por estos marineros hace diez días a bordo del barco “Lui II”, con base en Cedeira. Para sorpresa de todos los tripulantes, en sus redes cayó por accidente un tiburón peregrino de unos cinco metros de envergadura. Probablemente se tratase del ejemplar que hace poco más de una semana rondaba las aguas de la ría de Vigo y fue avistado a la altura de Cabo Estai.

Debido al tamaño y al peso del escualo, los pescadores tuvieron serias dificultades para liberar al animal de la malla. La escena fue tan insólita que no pudieron evitar grabar con sus teléfonos móviles toda la operación. Finalmente, el tiburón peregrino fue puesto en libertad y los marineros pudieron regresar a tierra con una curiosa y feliz historia.

Comparte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *