Hallan 6 nuevos pecios de la batalla de Rande

Un grupo de arqueólogos localizó los barcos españoles y franceses entre el estrecho, San Adrián y Regasende.«Os resultados son altamente positivos porque se cumpriron, e incluso superaron, todos os obxectivos que nos marcáramos en inicio», afirmó José Manuel Rey Pichel, director xeral de Patrimonio Cultural, para valorar la investigación subacuática realizada en aguas de la ría de Vigo el pasado mes de julio. Tal manifestación de optimismo se justifica con los seis nuevos pecios relacionados con la batalla de Rande que se han sido localizados e identificados por el equipo científico dirigido por el arqueólogo Javier Luaces Anca.

 

Entre el 21 y el 26 de julio, cuatro arqueólogos subacúaticos se sumergieron en el entorno del estrecho de Rande con el objetivo de comprobar los diecinueve puntos sospechosos que se obtuvieron por medios geofísicos en la campaña del 2007-08. «Se ha comprobado un volumen de puntos muy superior al estimado en un primer momento y se han localizado bastantes barcos, en torno a seis, probablemente alguno más dependiendo de como vayan las investigaciones; seis barcos están relacionados con la batalla y 6 o 7 más pertenecen a épocas más recientes que también habrá que inventariar», explica el arqueólogo director de la campaña.

 

En Rande no se extrajo ningún objeto porque el objetivo de la campaña era realizar una exploración visual para localizar y registrar esos pecios. Por ello tampoco se puede saber qué barcos se han localizado, aunque Javier Luaces, por las medidas aproximadas de los pecios, cree que se trata de un buque francés y un galeón español.

 

Los pecios localizados están todos entre la ensenada de San Simón y Rande, además de otro situado al norte de la isla. La mayoría de los barcos hundidos se concentran entre la punta de San Adrián, Regasenda y el estrecho de Rande. Curiosamente, hasta ahora no se ha trabajado en el estrecho, lugar donde se inició la batalla.

 

El estado de conservación de los pecios es bueno porque la mayor parte de los barcos están sumergidos en el lodo y ello ha evitado la degradación por la actividad biológica. Los buzos han podido tocar incluso la proa de una nave, que se sumerge entre el lodo.

 

Sondeos

Javier Luaces propone continuar la investigación, empleando técnicas de sondeos o incluso aparatos, como perfiladores o sondas multihaz, que pueden obtener en tres dimensiones los objetos que están enterrados. El propio director xeral se interesó por la posibilidad de realizar sondeos.

 

La campaña se desarrolló durante seis jornadas de trabajo en el mar y trabajos de análisis. El sistema de trabajo fue simple y sistemático. Una vez localizado por GPS el lugar donde se detectó la anomalía por métodos xeofísicos, se fondeaba una boya, marcando el punto y un equipo de submamrinistas procedía a la busqueda y comprobación inicial. Más tarde se pasaba a la siguiente fase de registro arqueológico, esbozo, foto o vídeo.

 

Esta actuación se enmarca en el convenio de colaboración firmado por la Consellería de Cultura de la Xunta de Galicia y el Ministerio de Cultura con el fin de desarrollar el Plan Nacional de Protección del Patrimonio Cultural Subacuático. La próxima semana se conocerán los resultados del trabajo de investigación realizado, el pasado verano, en la zona de Fisterra-Cee. A finales del presente mes también comenzarán las prospecciones arqueológicas en la ría de Ribadeo, que realizará el equipo Argos Arqueología.

 

Fuente: La Voz de Galicia

 

One comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *