Buscan en las cuevas de Portals Vells al submarinista de 37 años desaparecido

Los equipos de búsqueda rastrearon este jueves las cuevas submarinas entre Portals Vells y Cala Figuera en busca de Layo Guerrero Cañadas, el hombre de 37 años que desapareció el miércoles cuando practicaba snorkel en aguas de Calvià.

Tal y como adelantó este miércoles en exclusiva Ultima Hora, la familia del técnico del 061 fue la que dio la voz de alarma, al ver que no regresaba de su incursión por el mar. Layo se puso unas gafas de buceo y empezó a recorrer la costa, al parecer sin alejarse de la rocas. Pasaron las horas y no regresó por la tarde. Fue entonces cuando su mujer pidió ayuda. Ayer, a primera hora de la mañana, los equipos de emergencia se volcaron en la búsqueda del hombre, que era natural de Granada aunque llevaba mucho tiempo en Mallorca.

Los investigadores trabajan en varias hipótesis pero la principal es que el buzo se adentró en una zona de cuevas, ya que el GPS de su reloj lo ubica allí. En un primer momento también se barajó de que alguna embarcación lo hubiera golpeado en el agua, sin darse cuenta. De hecho, en Portals Vells las lanchas se acercan mucho a la costa y hay constancia de quejas vecinales y de submarinistas por este motivo.

Corrientes

En el acantilado del faro de Cala Figuera, donde hay una profundidad considerable, las corrientes son intensas y ese tramo también fue revisado este jueves por si Layo había sido arrastrado mar adentro.

En el operativo participó la Guardia Civil, la Policía Local, Salvamento Marítimo, Protección Civil, los submarinistas de los GEAS, lanchas beneméritas y el helicóptero del cuerpo, que sobrevoló Portals Vells. Al caer la noche, los equipos regresaron a sus bases ya que era peligroso seguir buscando sin luz solar y para este viernes por la mañana, a primera hora, está previsto que se reinicien las labores de búsqueda.

El punto de encuentro será la playa de Portals Vells y se crearán grupos de voluntarios con un responsable. Las autoridades piden que estas personas lleven chalecos amarillos, zapatos adecuados, teléfono, batería de repuesto, bastones de treking, agua, prismáticos y crema solar. La Guardia Civil controlará el acceso de voluntarios.

Layo Guerrero Cañadas trabaja como técnico del servicio de ambulancias del 061, donde es muy apreciado. Su desaparición cuando practicaba snorkel en aguas de Portals Vells ha conmocionado a sus compañeros.

Está casado y tiene un hijo. Al parecer el miércoles fue a la playa con su familia y decidió salir a bucear con un tubo y una careta. Era muy aficionado a la pesca submarina y al buceo.

Fuente: ultimahora.es

Comparte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *