Una pota de un metro de longitud aparece en la playa de San Román

Ocurrió en Burela, donde la aparición de una pota de un metro de longitud sorprendió a todos los transeúntes que en ese momento paseaban por el lugar. Aunque se trata de una pota, la imagen sacada puede generar confusión, por lo que muchos pensaron que se trataba de un calamar.

El ejemplar marino está bastante deteriorado, probablemente producido por el ataque de otros peces, y posteriormente, por gaviotas. Precisamente este deterioro fue la razón por la que el Cemma no recogió al molusco de lugar. Es probable que en las próximas horas la marea se encargue de arrojar el de nuevo mar adentro, donde muy probablemente los mariscos se lo comerán.

Fuente: El Progreso

Comparte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *