Odyssey localiza un barco británico hundido en 1941 con 200 toneladas de plata v

Se trata del SS Gairsoppa, un buque británico hundido por torpedos alemanes La plata está valorada en 150 millones de euros Se encuentra a más de 4.000 metros de profundidad cerca de Irlanda Londres.

 

Los ‘cazatesoros’ estadounidenses de Odyssey Marine han descubierto en aguas del Atlántico un barco británico naufragado con 200 toneladas de plata -unos 150 millones de euros- en el mayor botín por volumen de metales preciosos hallado jamás en el mar.

El barco, que se encuentra cerca de las costas de Irlanda, es el SS Gairsoppa, un navío británico que fue hundido por los torpedos de un submarino alemán en 1941, en plena II Guerra Mundial.

La compañía Odyssey Marine se quedará con el 80% del valor del barco bajo el acuerdo al que llegó con el Departamento de Transporte de Reino Unido para iniciar la búsqueda de la embarcación. Cuando fue atacado, el Gairsoppa, un barco a vapor ya envejecido, volvía de la India cuando se quedó sin combustible en malas condiciones climatológicas, por lo que se desvió hacia el puerto de Galway, en Irlanda.

Entonces fue localizado y hundido por el submarino alemán.

Un solo superviviente Tan solo tres miembros de la tripulación, formada por 85 personas, sobrevivieron al naufragio, pero dos de ellos murieron cuando trataban de llegar a la costa en botes salvavidas. Tras dos semanas, un único superviviente consiguió tocar la costa irlandesa.

Los restos del barco fueron hallados este verano a 4.700 metros de profundidad en el Atlántico Norte, a 300 millas naúticas de la costa irlandesa, pero solo se confirmó que se trataba del SS Gairsoppa la pasada semana.

 

El director de la operación en Odyssey Marien, Andrew Craig ha detallado que han completado la primera fase de su proyecto, de localización e identificación del buque, y que ahora deben comenzar la de recuperación. “Dada la orientación y la condición en la que se encuentra el buque naufragado, estamos extremadamente confiados de que nuestra operación de salvamento será la adecuada para recuperar el barco de carga de plata”, ha añadido Craig. El SS Gairsoppa se encuentra en posición erguida en el fondo del mar y la zona de carga está abierta al mar, lo que supone que submarinos robóticos de control remoto podrían recuperar los lingotes.

 

La compañía ha subrayado que es “altamente improbable” que se encuentren restos humanos en el barco dada la profundidad y el tiempo pasado desde el naufragio. En este sentido, el arqueólogo marino jefe del proyecto, Neil Dobso,n ha detallado que aunque tras el naufragio se lanzaron botes salvavidas antes de que el barco se hundiese, la mayoría de la tripulación no sobrevivió en su viaje a la costa.

Acuerdo con el Gobierno “Al encontrar los restos del naufragio y contar la historia de su pérdida, estamos homenajeando a los valientes marinos mercantes que perdieron sus vidas”, ha declarado Dobson a la BBC. El barco mercante pretendió a la British India Steam Navigation Company pero entró a formar parte de los barcos de carga de la marina británica tras el estallido de la II Guerra Mundial.

 

Una portavoz del Departamento de Transporte de Reino Unido ha asegurado que el contrato firmado con Odyssey para el rescate del SS Gairsoppa fue otorgado a la oferta más competitiva y de acuerdo con los procedimientos del Gobierno. “No tenemos nada que comentar sobre estos acuerdos comerciales; Odyssey Marine Exploration recibió el contrato porque ofreció el mejor porcentaje de beneficio al departamento”, ha añadido. La compañía Odyssey tiene un conflicto abierto con el Gobierno español, que ha conseguido que un juez de Florida le inste a recuperar un tesoro valorado en 500 millones de dólares, que fue hallado por esta compañía en 2007 en el fondo marino.

 

El tesoro consta de 17 toneladas de monedas, la mayor parte de plata, con la efigie del monarca español Carlos IV y acuñadas en Lima (Perú) en 1796.

 

ESCAFANDRA

Comparte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *