Científicos logran captar la imagen de un calamar gigante a más de 750 metros de profundidad

Durante siglos, el calamar gigante, una especie que puede alcanzar hasta los 13 metros (aunque el récord está en 21), es uno de las especies más enigmáticas del reino animal: viven a mucha profundidad y es muy difícil verlos. De hecho, hasta 2012 no se obtuvieron las primeras imágenes de un ejemplar vivo en libertad. Ahora, científicos de la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos) lo han vuelto a conseguir.

Tras miles de intentos, estos investigadores han logrado grabar un ejemplar del género Architeuthis en aguas del Golfo de México. Las imágenes se tomaron a más de 759 metros de profundidad. El calamar medía unos tres metros.

A esas profundidades no hay luz, y ese es el objetivo del equipo de investigadores: estudiar el comportamiento de los animales marinos sin luz. Para grabar al calamar, crearon un señuelo de pesca con forma de medusa, al que el animal se acercó con sus tentáculos. Cuando comprueba que no es una presa comestible, se va a gran velocidad.

Los investigadores emplearon un sistema desarrollado por la NOAA llamado MEDUSA, que pretende no molestar a las criaturas que viven en la oscuridad. Este sistema usa una luz roja, invisible para muchos animales marinos de las profundidades, y un señuelo de pesca con forma de medusa bioluminiscente. El señuelo atrae a grandes depredadores, porque algunas especies de medusas producen luz cuando las atacan.

Estas grabaciones han proporcionado información valiosa a los investigadores: ahora saben que son criaturas activas y no pasivas, además de que queda demostrado que son depredadores visuales.

Fuente: 20 minutos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *