Buscan los barcos que Hernán Cortés hundió antes de adentrarse en la conquista del Imperio Azteca

Hernán Cortés ordena dar al través sus navíos, por Rafael de Monleón y Torres (1887) – Wikipedia

En abril de 1519Hernán Cortés arribó a las costas de México. Llegó con una decena de barcos que hundió antes de adentrarse a la conquista del Imperio Azteca. «Para que le siguiesen todos, aunque no quisiesen, acordó quebrar los navíos, cosa recia y peligrosa y de gran pérdida», narró el cronista López de Gómara sobre esta decisión que tomó el conquistador español antes de internarse en la tierra que se consideraba dominada por el imperio más poderoso en América.

Quinientos años después, expertos de México y Estados Unidos han emprendido la búsqueda de los restos de estas naves donde, según diferentes investigaciones, se cree que desembarcó Cortés. En el mismo lugar donde fundó la Villa Rica de la Vera Cruz, la primera ciudad de la América continental, el 22 de abril de 1519.

Roberto Junco Sánchez, subdirector de Arqueología subacuática del Instituto Nacional de Antropología e Historia ( INAH) de México, y el arqueólogo norteamericano Christopher Horrell compartían su pasión por este periodo histórico y en 2018 decidieron impulsar el «Proyecto de arqueología en la Villa Rica. Tras los pasos de Del Paso y Troncoso y los barcos hundidos de Cortés».

«Este 2019 se cumplen los 500 años, sin embargo este proyecto continuará después de la conmemoración porque es un trabajo de largo alcance», asegura Roberto Junco en el diario mexicano El Universal.

Francisco Del Paso y Troncoso ya buscó las naves de Cortes en una expedición a Cempoala, Veracruz, en 1891. Este historiador mexicano dejó un par de fotografías en las que se observa a un buzo con escafandra sumergiéndose en el mar. Aquella fue la primera expedición de arqueología subacuática en México y una de las primeras que se llevó a cabo en todo el mundo.

Rastros de metales bajo el mar

Gracias a una beca de National Geographic, Junco y Horrell formaron un grupo de 20 expertos en 2018, entre investigadores del INAH y del Instituto de Física de la UNAM y especialistas canadienses y españoles.

En una primera expedición, trazaron un área de 10 kilómetroscuadrados en Villa Rica, donde localizaron «entre 60 y 70 anomalías magnéticas» que ahora deberán revisar los buzos.

«Todavía falta excavar, es decir, hacer pozos, excavar en los lugares de las anomalías que nos permitirán detallar qué elementos hay, que pueden ser pernos, anclas, cañones, todo tipo de objetos metálicos que tenía un barco, incluso la madera con los clavos de su construcción», explica el investigador mexicano en El Universal,

Los trabajos serán complejos, puesto que suponen que los restos de los barcos se encuentran cubiertos por algunos metros de sedimento. Para vencer este obstáculo, emplearán máquinas que previsualizan lo que se encuentra bajo los fondos de la costa.

A pesar de que el proyecto se encuentra en la primera de varias etapas, Junco se muestra esperanzado. Cree que las probabilidades de encontrar restos de los diez navíos de Cortés son altas. «Encontrar un barco implica encontrarlos a todos», sostiene.

La tecnología del siglo XVI

De momento, no se ha recuperado ningún objeto del mar. Su filosofía es «dejar las cosas in situ» si no se pueden conservar en buenas condiciones. «Una vez que lo sacas del medio acuático se empieza a deteriorar con muchísima rapidez. No sacaremos nada a menos de que estemos seguros de que podemos conservarlo», subraya el subdirector de Arqueología Subacuática del INAH.

El hallazgo de estos restos permitiría a los expertos estudiar la tecnología que facilitó a los españoles llegar al continente americano en aquella época. «La vieja historia de que llegaron los españoles y nos conquistaron ya debemos dejarla atrás, provenimos de ambos mundos y si valoramos ambos mundos tendremos un devenir más rico, más decoroso e interesante. Con la historia que nos enseñaron nos dividieron mucho, en malos y buenos, y estas historias sabemos que no existen. Hernán Cortes tuvo luces y oscuridades», considera Junco.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *