La terrible agonía de Jordan Lindsay: un tiburón blanco la mata cuando hacía snorkel en Bahamas

Una mujer estadounidense murió en Bahamas a consecuencia del ataque de un tiburón blanco mientras buceaba.

Los hechos ocurrieron cerca de la Isla de Rose, situada al noreste de la capital Nassau. La turista fue rescatada del mar y trasladada a un centro hospitalario en New Providence donde se certificó su fallecimiento.

Debido al suceso el Ministerio de Agricultura y Recursos Marinos de Bahamas ha pedido a los bañistas precaución a la hora de adentrarse en el mar.

El Ministerio de Turismo de Bahamas, por su parte, trasladó sus condolencias y anunció la apertura de una investigación por el suceso.

Jordan Lindsay estaba haciendo snorkel con su familia y unos amigos cuando aparecieron tres tiburones. El resto de su familia intentó avisarla, pero Jordan no escuchó sus gritos a tiempo. Los tiburones mordieron sus brazos y piernas hasta que le arrancaron el brazo derecho.

Cuando lograron sacar su cuerpo del agua, la trasladaron hasta el hospital de New Providence, donde solo pudieron confirmar su muerte.

La Isla de Rose es un auténtico un paraíso para los humanos y para los tiburones, donde su pesca está prohibida.

Varios casos este año

El pasado 2 de junio una joven de 17 años fue atacada por un tiburón en Carolina del Norte a consecuencia del cual fue herida en ambas piernas, la pelvis y sus manos, informaron las autoridades locales.

Cinco personas murieron por ataques de tiburones en todo el mundo en 2018, un año en el que los incidentes no provocados fueron inferiores al promedio y en los que más de la mitad de las víctimas fueron surfistas o practicantes de otros deportes con tabla, según un informe científico publicado en enero de 2019.

Fuente: Antena3

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *