Insólita captura de un besugo de dos kilos en pesca submarina

Miguel Díaz Piñeiro, de 39 años, es el responsable de algo que su padre, que lleva toda en la vida en el mar, nunca había visto

Su padre, el histórico jugador de fútbol de la Costa, Miculita, no le creía, porque dice que en toda su vida en el mar nunca vio nada parecido, pero Miguel Díaz Piñeiro, de 39 años, que trabaja en las plataformas y se enrola ocasionalmente para ir al longueirón, volvió ayer a casa con un besugo -pez que habita a profundidades de 80-90 metros- de dos kilos capturado con un fusil de pesca submarina a unos tres metros de fondo y pegado a la costa, junto a la fuente de Cabanas. «É algo incrible, pero estaba apuntándolle a un sargo atravesou polo medio e xa lle tirei. O meu compañeiro, que levamos pescando dende nenos, dicíame que o vendese, pero eu tampouco me dedico a isto, así que xa vos mandarei unha foto da caldeirada», bromeaba ayer.

La Voz de Galicia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *