Analizamos la nueva cámara GoPro Hero 6 Black

 GoPro Hero 6 Black, probamos a fondo esta cámara de acción 4K

La GoPro Hero 6 Black llega como un paso adelante respecto a su versión anterior. Aunque sin llegar a ser una evolución realmente rompedora. Y es que, de hecho, mantiene el mismo diseño y muchas de sus cualidades respecto a la GoPro Hero 5 Black. Pero también apuesta por mejorar su apartado de vídeo con dos nuevos modos de grabación. Y añade la estabilización de imagen para lograr tomas que lucen más profesionales y suaves a pesar de grabarse en movimiento.  Todo ello para servir como cámara de acción en sí misma. Sin necesidad de complementos, carcasas estancas ni nada similar. Hemos podido probar la GoPro Hero 6 Black, y aquí te contamos nuestras impresiones.

Diseño estanco sin carcasa

Como decimos, el aspecto de la Hero 6 Black no se diferencia en nada respecto a la Hero 5 Black. GoPro ha decidido mantener su aspecto y virtudes. Y es que hablamos de una cámara de acción que no solo es resistente al agua, sino que puede sumergirse hasta 10 metros sin sufrir daños de ningún tipo. Por lo que es una muy buena opción a la hora de grabar en la piscina, el río o el mar. Y todo ello sin una carcasa protectora. Así que no hace falta cargar con un equipo tan grande como la cámara. Tan solo hay que encenderla y grabar lo que se necesite, ya sea en tierra, mar o aire.

Cuenta con el botón de encendido y apagado, que a su vez nos permite cambiar entre los diferentes modos de disparo que posee: foto, vídeo, ráfaga y foto o vídeo secuencial. Y un segundo botón, en la parte superior, que hace de disparador. Aparte de esto encontramos dos orificios para recoger el sonido mediante micrófonos. Un altavoz en la parte inferior y un par de avisadores LED para indicar que la máquina está en funcionamiento. No nos olvidamos de la apertura para la batería y la tarjeta microSD en la parte inferior, y el compartimento lateral que esconde las conexiones HDMI y el puerto de carga y de traspaso de datos. Ambos compartimentos son estancos, así que conviene asegurarse de que están bien cerrados.

Dos pantallas

Por supuesto, la GoPro Hero 6 Black también cuenta con dos pantallas. La trasera es un panel táctil de 2 pulgadas, la cual funciona bastante bien incluso con los dedos mojados. No hemos tenido ningún problema en retirar el agua sobrante sobre la superficie y cambiar entre modos de disparo y movernos en los menús. Todo un punto a favor para una cámara de acción. En cambio, la frontal es una pantalla LCD donde se resume la información de la grabación o la captura. Muy útil para los selfies. O cuando no se puede acceder a la pantalla trasera.

diseño sin carcasa

Novedades

Las verdaderas novedades y ventajas de la GoPro Hero 6 Black están en su interior. Y es que la compañía ha desarrollado su propio procesador GP1, del que dicen que es el doble de potente que en su cámara anterior. Esto permite compartir la imagen en vivo de forma mucho más rápida con tu móvil, gracias a su conectividad WiFi de 5 GHz. Prácticamente la imagen se ve en tiempo real, en lugar de los segundos de latencia que existe en el modo de 2,4 GHz.

Pero lo mejor de este procesador es el tratamiento de la imagen y sus detalles, consiguiendo así un mayor alto rango dinámico y más color y detalle en escenas oscuras. Capturamos fotografías y vídeos con más color incluso en escenas con claroscuros. Y también hemos apreciado más detalle en las fotografías nocturnas, aunque sigue siendo el punto débil de esta cámara. Y es que el ruido aflora allá donde la luminosidad escasea.

Novedades

Control por voz y estabilización de imagen

Pero la cosa no se queda aquí. Su nuevo procesador también trae consigo una mejor detección de comandos de voz. Es decir, controlar la cámara sin tocarla, solo diciendo a viva voz cosas como “GoPro graba vídeo” o “GoPro apágate”. Funciona realmente bien, y es de lo más conveniente cuando tenemos la cámara anclada a un casco o a algún soporte al que no alcanzamos.

La GoPro Hero 6 Black también incluye el mencionado sistema de estabilizador electrónico de imagen. Con ello se consiguen vídeos con menos traqueteos y movimientos bruscos. Es decir, tomas con aspecto profesional. No es la panacea, y lo más recomendable es utilizar estabilizadores, pero es toda una ayuda. Si se cuenta con un buen pulso, incluso las carreras lucen fluidas. Eso sí, los movimientos del estabilizador son algo mecánicos y el ojo experto puede observarlos rápidamente. Pero siempre es mejor que los temblores que impiden centrar la atención sobre lo que se ve en escena.

Nuevos modos de grabación

Sin embargo, lo más interesante del potencial del procesador GP1 es que otorga dos nuevos modos de vídeo a la GoPro Hero 6 Black. Por un lado está el modo 4K (3.840 x 2.160 píxeles) a 60 cuadros por segundo. Algo que consigue captar una gran cantidad de detalles a una buena velocidad. Lo que también permite vídeos a cámara lenta con todo lujo de detalles a esta resolución propia del cine. El resultado no es el de una videocámara, pero aun así casa con el estándar de calidad del 4K.

nuevos modos de vídeo

El otro modo de vídeo baja la resolución a los 1080 píxeles, es decir, al Full HD, pero sube los cuadros por segundo a los 240. Así que existe mucha más información en estos vídeos, permitiendo que la cámara lenta sea más fluida y sorprendente. Ahora bien, como contrapartida, este modo de grabación no es compatible con la Estabilización Electrónica de Imagen. Así que hay que mantener buen pulso o usar un trípode o soporte para contrarrestar el movimiento.

Hay que tener en cuenta que, al usar estos modos de vídeo, el contenido se codifica con el códec HEVC.  Lo hace para conseguir mayor compresión sin demasiada pérdida de calidad. El problema es que, si no se utiliza Windows 10 o las últimas versiones de iOS, es posible encontrarse con algunos problemas de compatibilidad.

Funciones

Aunque la potencia y la calidad de la GoPro Hero 6 Black han dado un paso adelante, la manera de interactuar con la cámara apenas ha cambiado. Seguimos teniendo que utilizar el botón lateral para cambiar los modos de cámara. O activar los comandos de voz y dictar a viva voz lo que queremos hacer. Podemos tomar fotografías, secuencias fotográficas e incluso ráfagas de hasta 30 fotografías en 6 segundos. Todo ello pudiendo escoger diferentes configuraciones de velocidad y amplitud de visión. Es decir, con modo ojo de pez o corrigiendo la deformación habitual de los grandes angulares.

Y lo mismo sucede en el modo vídeo, pero alternando entre resolución y cuadros por segundo. El zoom también está disponible con solo desplazar la barra vertical de la parte derecha, aunque es algo complicado de controlar.

funciones

Características para expertos

Lo interesante es que, con un deslizamiento de dedo, podemos acceder a diferentes herramientas de esta GoPro Hero 6 Black. Una de ellas es Protune, con la que poder configurar cada parámetro del vídeo. Es decir, aspectos como el color, el balance de blancos, la sensibilidad o la nitidez. Ideal para los expertos en vídeo que quieran la mejor toma posible. También en este menú lateral tenemos acceso a la estabilización de vídeo o al modo automático con poca luz. O incluso podemos evitar que la cámara capte el sonido. Una sencilla pulsación activa o desactiva esta característica.

Aplicaciones compañeras

Otra de las virtudes añadidas llega de la mano de las aplicaciones GoPro y Quick. Y es que ahora es posible crear Quik Stories de forma automática. La aplicación GoPro permite vincular el móvil con la cámara. De esta manera se traspasan las fotos y vídeos grabados directamente al móvil mediante WiFi Direct o a través de la conectividad Bluetooth. Después, la aplicación Quick se enlaza con GoPro para editar todo este contenido.

GoPro y Quick

Al vincular cámara y terminal, la aplicación GoPro no solo permite ver en tiempo real lo que captura la cámara. También se pueden crear montajes con todos estos contenidos con Quick. De hecho el procesador GP1 es capaz de detectar las mejores capturas para preseleccionarlas y crear una de estas Stories o Historias. Todo ello de forma automática. La aplicación recoge desde la cámara estos clips y lanza una notificación para avisar de que hay Stories disponibles.

El trasvase entre GoPro y Quick es prácticamente inapreciable. Una vez que se pincha sobre una Story sugerida en GoPro, Quick toma las riendas para la edición. Aquí solo hay que elegir un tema. Éste define la música de fondo, las transiciones y los efectos. Todo lo necesario para crear un vídeo atractivo de forma rápida y sin ningún esfuerzo ni conocimiento en edición. Eso sí, todo es personalizable. Es posible cambiar la música, escoger la tipografía y tamaño del texto (además de poder escribir títulos y notas animadas) e incluso modificar el movimiento y animación de las tomas. Una vez que la Story o vídeo está acabada, ya solo queda guardarla en el terminal o compartirla en redes sociales o mediante un enlace.

GoPro Hero 6 black

Almacenamiento de fotos y vídeos

Por cierto, desde la aplicación GoPro es posible volcar el contenido directamente al móvil. Solo hay que seleccionar que fotografías y vídeos de la cámara queremos pasar a la galería del terminal. Todo ello sin necesitar una red WiFi común. De esta manera se puede trabajar con los contenidos en el móvil o liberar espacio de la cámara.

Pero, también desde la aplicación, se tiene acceso a GoPro Cloud. Un servicio de pago con el que guardar las fotos y vídeos directamente en la nube, a buen recaudo. Desde allí, en Internet, también se pueden seleccionar para crear stories. Lo bueno es que, en caso de perder la cámara o el móvil, todos estos contenidos se pueden recuperar nuevamente.

app Quick

Conclusiones

En definitiva, la GoPro Hero 6 Black es la mejor cámara de GoPro. Ahora bien, puede que el salto respecto a la versión anterior no justifique su compra para quienes ya disponen de una GoPro Hero 5 Black. A su favor cuenta con la Estabilización Electrónica de Imagen, y con los nuevos modos de grabación. El procesador GP1 también hace su trabajo a la hora de conseguir fotografías y vídeos con alto rango dinámico y mejores resultados con poca luz. Sin embargo, teniendo en cuenta que es una cámara de acción con un precio de 600 euros, quizá conviene esperar hasta la próxima generación.

Conclusiones

Como punto en contra solo encontramos una interfaz que no resulta demasiado intuitiva y cómoda. Y es que, hasta que uno no se aprende dónde están las funciones o cómo acceder a ellas, puede ser un verdadero lío. También hay que hablar de movimientos mecánicos en cuanto a la estabilización de imagen. Es todo un avance, pero no resuelve los problemas de grabar con la cámara en mano. Por tanto, lo ideal es contar con algún soporte que absorba parte de las vibraciones y movimientos bruscos al grabar.

Fotos y texto de David G. Mateo. https://www.tuexperto.com/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *